623 10 88 09

Neurorrehabilitación

El Tratamiento

El tratamiento de Neurorrehabilitación va dirigido a personas con cualquier tipo de lesión neurológica.
Una de las claves para el éxito de la rehabilitación neurológica es el trabajo transdisciplinar de los profesionales. Trabajamos de forma coordinada en esferas cognitiva, física, conductual y emocional, con un mismo objetivo funcional común.
Mediante un enfoque transdisciplinar, ofrecemos a cada paciente una atención única, personal e individualizada; siendo fundamental para el tratamiento la participación activa de la persona y su entorno.
Nuestro ambiente de trabajo es tanto nuestras instalaciones como fuera de ellas.
Rehabilitamos en el entorno propio de cada paciente y hacemos uso de los recursos de la zona.

Ayuda

¿Cuándo acudir a Neurorrehabilitación?

  • Daño cerebral innato (Parálisis cerebral)
  • Daño cerebral adquirido (ictus,
    traumatismo craneoencefálico, tumor
    cerebral, etc.)
  • Enfermedades neurodegenerativas
    (Parkinson, Esclerosis Múltiple, Esclerosis
    Lateral Amiotrófica (ELA), Alzheimer.)
  • Enfermedades neuromusculares
    (Distrofias musculares, Neuropatías
    hereditarias (Síndrome de Charcot Marie
    Tooth,…), Miopatías, Síndrome de
    Guillain-Barré.
  • Lesión medular: Tetraplejia o paraplejía,
    traumatismo vertebro-medular, espina
    bífida, etc.)
  • Alteraciones del movimiento y del
    equilibrio
  • Hemiparesia o hemiplejia
  • Ataxia
  • Espasticidad
  • Trastornos de la percepción
Tratamiento infantil

Neurorrehabilitación Pedriátrica

La Neurorrehabilitación pediátrica se ocupa del tratamiento infantil y adolescente, detectando las posibles alteraciones funcionales, tanto físicas, cognitivas como conductuales, derivadas de enfermedades o lesiones neurológicas, ya sean de origen congénito o sobrevenido que puedan ir apareciendo a lo largo del desarrollo.
Su objetivo es potenciar el desarrollo de las capacidades del niño, así como fomentar la máxima autonomía.
Trabajamos de manera coordinada con las dimensiones involucradas en el neurodesarrollo del menor: Familia, Escuela, Comunidad y Profesionales, que favorecen la salud, la autonomía y la calidad de vida del niño.

Ayuda

¿Cuándo acudir a la Neurorrehabilitación Pediátrica?

  • Parálisis Cerebral Infantil (PCI)
  • Trastornos del Espectro Autista (TEA)
  • Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)
  • Trastornos Generales del Desarrollo (TGD)
  • Enfermedades neurodegenerativas
  • Epilepsia
  • Anoxia
  • Prematuridad
  • Tumores
  • Hemorragia Cerebral
  • Traumatismos craneoencefálicos (TCE)
  • Alteraciones del desarrollo (motriz, cognitivo, sensorial, del lenguaje, de la expresión somática, etc.)
Nuestros Métodos

¿Cómo trabajamos en Equilibrium?

1

Valoración del Paciente

A su llegada al centro se realiza una primera valoración que nos ayuda a detectar los déficits y necesidades iniciales, para establecer el programa de rehabilitación individualizado.
Posteriormente, se selecciona un equipo terapéutico que valora en profundidad de forma cualitativa y cuantitativa el diseño e implantación del programa de tratamiento, con pruebas estandarizadas y objetivas, siendo la CIF el soporte para el planteamiento de objetivos, el diseño e implantación del programa de tratamiento.

2

Sesiones Clínicas

Todos los días se realizan sesiones clínicas en las que el equipo terapéutico asignado a cada
usuario revisa la situación clínica y trabaja sobre los objetivos planteados, revisándolos y cambiándolos según las necesidades que se vayan planteando.

3

Devolución de Información

El equipo terapéutico se reúne con los familiares del paciente y reporta los resultados de la evaluación realizada a su familiar. En dicha reunión se consensúan los objetivos iniciales a trabajar.

A lo largo del programa de rehabilitación se seguirán realizando periódicamente sesiones con las familias para informar sobre la evolución del paciente.

4

Proceso de Rehabilitación

En Equilibrium, se utiliza como instrumento dinámico el Plan de Rehabilitación Individualizado (PRI), en el que se establecen los objetivos funcionales comunes, las actividades a desarrollar, los plazos para la consecución de los mismos y la evaluación de todo el proceso rehabilitador.
Una vez conseguido el objetivo funcional, nos encaminaremos hacia un objetivo final, que es el aumento de su autonomía, independencia y calidad de vida.

Equipo

Equilibrium

Neuropsicología

La neuropsicología es la rama de las neurociencias que estudia las relaciones entre el cerebro y la conducta, tanto en sujetos normales como en aquellos que han sufrido algún daño cerebral.

La neuropsicología clínica es la aplicación de ese conocimiento para la evaluación, tratamiento y rehabilitación de los pacientes aquejados por patologías en las que está involucrado deficiencias, daños o lesiones en los mecanismos cerebrales subyacentes a uno o más comportamientos.

Neuropsicología

Intervención Cognitiva

El objetivo principal de la rehabilitación neuropsicológica es que el paciente con daño cerebral consiga alcanzar el máximo grado de autonomía posible. Para alcanzar dicho objetivo, el neuropsicólogo se vale de tres estrategias diferenciadas: la restauración (o entrenamiento de las funciones alteradas); la compensación (o entrenamiento de las habilidades alternativas) y, por último, el empleo de ayudas externas. La utilización de una estrategia u otra dependerá de diversos factores tales como el proceso afectado, el tiempo transcurrido desde la lesión, la severidad de la misma o el tiempo que dispongamos para rehabilitar al paciente. – El entrenamiento de las funciones alteradas (atención, memoria, funciones ejecutivas, etc) o restauración, parte de la base de que los procesos deteriorados pueden ser restaurados, al
menos parcialmente, mediante la estimulación y la práctica continua.

El entrenamiento de habilidades alternativas o compensación pone el énfasis en la recuperación no tanto de los procesos alterados sino de la función, el resultado final, que se ve mermada por dichas alteraciones. Para ello, se entrenan estrategias alternativas y se intenta minimizar la implicación de los procesos deficitarios. Como ejemplo de compensación, se podría entrenar a un paciente con problemas visoespaciales y de orientación topográfica a
usar claves verbales para evitar perderse en un determinado trayecto frecuentado habitualmente por él.
El empleo de ayudas externas tales como agendas, grabadoras, sistemas de voz asistida por ordenador, etc, es fundamental para la compensación de los déficits y, en algunas ocasiones, representa la única alternativa posible para mejorar la calidad de vida y autonomía del paciente. Es parte del trabajo del neuropsicólogo entrenar al paciente en el uso de estos instrumentos y lograr asimismo que sea capaz de utilizarlos en su vida diaria de forma espontánea y rutinaria.

Neuropsicología

Intervención Conductual

Tras una lesión cerebral, con frecuencia se pueden producir alteraciones emocionales y conductuales que, en ocasiones, conllevan auténticos cambios de personalidad. Estos trastornos pueden ser orgánicos, consecuencia directa de la disfunción cerebral, o bien, una consecuencia reactiva al suceso vivido. Entre las alteraciones más frecuentes pueden observarse irritabilidad, impulsividad, agresividad, egocentrismo, desinhibición, euforia,
conducta inapropiada, rigidez, oposicionalismo, apatía, labilidad emocional, depresión o infantilismo.
Por tanto, el daño cerebral puede provocar alteraciones conductuales y afectivas tan importantes de atender como el componente cognitivo de la lesión. Estas alteraciones son igual de incapacitantes y dolorosas, generando problemas para adaptarse a los cambios que ha sufrido su vida o para enfrentarse al día a día con las limitaciones que tienen. Esta situación
conlleva malestar, baja autoestima y en algunos casos, depresión y ansiedad. Además, se agrava cuando afecta a las relaciones sociales y familiares, conduciendo a la persona a un progresivo aislamiento.
Desde el área de Neuropsicología se realizan intervenciones interpersonales enfocadas a los aspectos psicológicos reactivos a la lesión cerebral, a alteraciones emocionales y de la personalidad, o a alteraciones en la autoconciencia. De esta forma, se trabaja sobre el afrontamiento de los pacientes ante la experiencia de sus dificultades. Para el abordaje de los
problemas conductuales, el neuropsicólogo pone en marcha distintos programas de modificación de conducta que tienen como objetivo promover cambios en la conducta del paciente. Se utilizan tanto para hacer que le paciente realice con más frecuencia una conducta que creemos positiva para él (conducta adaptativa) como para que haga con menos frecuencia
una conducta que creemos negativa (conducta desadaptativa).

Neuropsicología

INTERVENCIÓN CON LA FAMILIA

El daño cerebral no afecta únicamente a la persona que ha sufrido la lesión. La familia es la receptora inmediata del impacto emocional que supone la aparición de daño cerebral en uno de sus miembros y es, a la vez, el pilar de apoyo en el que se sustenta buena parte del proceso de recuperación. Es por ello que parte de las funciones del neuropsicólogo y otros profesionales es prestar atención, educación, orientación y ayuda a las familias de estos pacientes. A lo largo del proceso de evolución del paciente surgen distintas necesidades y demandas por parte de sus allegados. Al principio suelen mostrarse confundidos ante los cambios cognitivos y emocionales del familiar con daño cerebral, que no consiguen comprender; asimismo, se frustran ante la lentitud del proceso de recuperación y ante la sensación de que el tiempo pasa y el familiar afectado no consigue volver a la situación previa a la lesión. Es por ello que la educación de las familias es una de las primeras labores que se deben llevar a cabo desde la atención al daño cerebral, con el fin de reducir la incertidumbre que les genera el estado del paciente y sus conductas y eliminar en la medida de lo posible las creencias erróneas que muchas veces subyacen en relación que establecen con su familiar.
Asimismo, el neuropsicólogo debe estar presente para solucionar aquellos problemas puntuales que en el transcurso de la rehabilitación planteen los familiares acerca de las conductas o problemas de su ser querido que vayan surgiendo, y poner su formación y experiencia al servicio del consejo familiar cuando así lo demanden. En los momentos de mayor impacto emocional y dificultades de adaptación a la nueva situación, o en el caso de que los familiares tomen una decisión de relevancia para el paciente, el europsicólogo debe mostrarles su apoyo.

Neuropsicología

FISIOTERAPIA

El trabajo de nuestros expertos fisioterapeutas está enfocado a la evaluación y el tratamiento
de individuos con alteraciones de la función, el movimiento y el control postural debido a una
lesión del sistema nervioso central (IBITA). Los fisioterapeutas fijan los objetivos para conseguir mayor grado de autonomía física y la optimización de los recursos motores. Tratan la espasticidad y la rigidez, las alteraciones de la sensibilidad, el equilibrio y la coordinación para recuperar la marcha, el equilibrio en bipedestación, las transferencias posturales y el uso de los brazos y las manos abordando cualquier clase de hombro doloroso.

Atiéndete, cuídate y

¡Juntos buscaremos tu propio EQUILIBRIO y bienestar!

Fascinante

Soy paciente hace años de Equilibrium y hoy en día es una parte escencial de mi progreso. Es fascinante la pasión que sienten por su trabajo.

Paula Ruiz
Paciente

Preparados

Un equipo muy preparado, mi paso por Equilibrium fué una gran experiencia que no hizo más que mejorar mi calidad de vida.

Manuel Rodríguez
Paciente

Profesionalismo

Sólo puedo hablar bien de Equilibrium dado a que me ha dado una grata experiencia, mantienen un alto nivel de profesionalismo en cada momento desde que se entra al lugar.

Lucía Sanchez
Paciente